Polideportivo municipal de Zierbena

2008 | Ayuntamiento de Zierbena

Construir un edificio, para albergar un frontón, que por su uso, tiene que tener tres paredes de grandes dimensiones ciegas, implica tomar decisiones radicales. Además de ello, la situación topográfica del mismo, en lo alto de una cumbre dominante, los fuertes vientos que azotan la zona, y la imposibilidad de realizar excavaciones profundas en el entorno, no permiten ninguna ocultación. Por tanto se asume la presencia del mismo en el paisaje y se reponde con una pieza rotunda de carácter pétreo y pesado.

El resultado es una pieza prismática, que a modo bloque cortado en cantera, sin escala aparente, se convierte en objeto abstracto y referencial en el paisaje.

El cerramiento de todo el edificio, se ha realizado mediante un muro hormigonado in situ de gran espesor, al cual se confía la capacidad portante de todo el conjunto, así como el de cerramiento de edificio. Este acabado estriado del hormigón, realizado mediante moldes específicos, aporta vibración al conjunto y acentúa el carácter telúrico del edificio.

Una pieza de menor tamaño, aloja las gradas de público, unas salas polivalentes, gimnasios y elementos de servicio, consiguiendo una fachada principal de carácter más doméstico. Esta fachada va abriéndose a las vistas del paisaje, el valle del puerto de Zierbena y el Mar al fondo, mediante unas cristaleras continuas en toda su longitud. Esta pieza se remata con un balcón corrido longitudinal ligero en contraposición al resto del conjunto.

Para conseguir un espacio de gradas sin ninguna interferencia visual, se han evitado los pilares mediante una gran cercha longitudinal de 44 m de luz, sobre la cual apoyan las costillas primarias de la estructura.

0%